viernes, 30 de septiembre de 2011

Te lo podria decir en todos los idiomas.

Imagínate que ahora mismo todos nos quedáramos mudos, imagínatelo. Sería una hecatombe, ¿no crees? ¿cómo seríamos capaz de relacionarnos? Con el tiempo acabaríamos encontrando la manera y acostumbrándonos a ella. Pero, pongámonos en situación; nos acabamos de quedar mudos, queremos hablar y no salen las palabras, nos hemos quedado sin voz, en silencio, agonizando... Solo quiero decirte una cosa, aun que no me hacen falta las palabras para decirtelo. Pon tu mano sobre mi corazón, ¿oyes como grita lo muchísimo que te quiere?

jueves, 29 de septiembre de 2011

Tu sonrisa le hace sombra al Sol

La mas bonita de todas las princesas, la diosa de las sonrisas, eres mi reina de corazones.
Siempre dispuesta a tenderle una mano a alguien, siempre con esa sonrisa que inspira felicidad, siempre valiente ante el mundo.
En esta vida nadie es perfecto, nadie hace todo bien, todos nos equivocamos, somos personas. Unas son mas altas, otras mas bajas, unas gordas, otras flacas, unas buenas, otras malas. Supongo que siempre habrá alguien mejor y peor que tu, o quizás no sea ni mejor ni peor, simplemente diferente, porque, ¿quien decide lo que está bien y lo que está mal? Cada persona es responsable de sus actos, y tú eres responsable de los tuyos. Y sabes que? Algunos de tus actos me gustan mas, y otros menos, es lógico. Pero me encanta cuando se te ponen las pupilas enormemente grandes, o cuando te quejas porque te molesta la luz. Solo me gusta verte llorar de felicidad o de la risa.
Si ahora mismo me encontrara una lampara mágica de la que saliera un genio, le pediría el Ipad del profesor de Diego, poder volar y una foto. Una foto donde estuviera toda la gente que me importa, que quiero. En esa foto, estaría plasmada la felicidad de ese momento, de un recuerdo feliz que quedara atrapado para siempre, por donde no pasa el tiempo. Estoy completamente segura, de que en esa foto, en una de los primeros planos, saldrías tú, con esa sonrisa que me da vida, y que es capaz de alegrarme los momentos mas tristes.
Sé feliz, no solo por ti, ni por mi; sino por toda la gente que te quiere.
Y recuerda, que 'siempre' es un 'sí' que no acaba nunca, y yo te he dado ese sí.
http://anubis-nowornever.blogspot.com/2011/09/tu-sonrisa-le-hace-sombra-al-sol.html

Nadie dijo que fuera fácil.

No puedo darte más, te regalo millones de sonrisas, miles de miradas, centenas de caricias, decenas de besos, incluso mi corazón, es más, mi corazón te lo regalo constantemente, y ni eso ha sido suficiente; es que, ni aún que quisiera, podría darte más... Es lo que tiene dejar que alguien condicione tu vida, tus actos, tus pensamientos.
Supongo que soy de esas personas que da consejos pero no se los aplica a si misma. Si ahora mismo tuviera que darme alguno, sería: No dejes que nadie sea todo para ti, porque el día que se vaya, no te quedará nada.

Es una pena que ya sea demasiado tarde para consejos. Ahora solo me queda cerrar los puños con fuerza y aguantar.

martes, 27 de septiembre de 2011

Aristóteles

Prefiero renunciar a la mejor de las vidas, a renunciar a ti. Puede que este pensamiento sea uno de los 9172551 que tengo al día, pero es lo que quiero ahora, y eres tú.
Te quiero, y todo lo demás no importa.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Eres la peor de las arañas con la más adicta de sus telas.

Querer no es lo mismo que necesitar, y necesitar no siempre va unido a querer. No sé si te quiero o te necesito, depende de la situación. Mis sentimientos son como una montaña rusa, cambian más que la misma temperatura. Cuando me haces creer que me quieres, me haces sentir como en el mejor de los cielos. Lástima que sea tan pocas veces. Eres capaz de hacer que te odie muchisimo por unos instantes, ponerme enferma, de sacarme de mis casillas y mandarme al infierno de cabeza, y luego, un segundo despues, con tan solo una caricia o incluso una mirada, una sonrisa, una palabra, haces que me debilite y vuelva a adorarte. Pero te juro, que esto se va a acabar, que haré lo que sea para sacarte de mi cabeza, aun que tenga que ser a patadas. Te juro por lo que más quiero, que aun que tenga que torturarme a mi misma, esto se ha acabado, no quiero ser una de tus siete chicas de la semana. Porque una no es tonta, y puede ceder, pero llega un momento en el que ya es cuestión de orgullo, amor propio, llámalo como quieras; pero yo ni puedo, ni quiero seguir así, porque no puedo más, porque todo gira en torno a ti, condicionas mis actos, mis pensamientos, mis decisiones, y eso, eso no es vida.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Echar de menos

No te lo voy a negar, hay cosas que extraño, que añoro mucho, muchísimo. Y cuando estoy a punto de ceder y mostrarte lo mucho que te quiero, me pones enferma. Siempre haces algo que me hace fuerte y mantener mi postura, que me hace mantenerme lejos y odiarte muchísimo. Somos como dos imanes, como el signo positivo y negativo. Alimentas mis ganas de quererte, pero más las de odiarte.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Y volaron pedazitos de corazones rotos.

Es muy bonito eso de: le voy a esperar porque le quiero, aguantaré lo que sea, no puedo vivir sin él, y todas esas frases que todos hemos dicho alguna vez en esos momentos cuando nuestro corazón está fatigado y busca cualquier escusa o mentira para aferrarse a algo que no existe, que no es suyo. Pero un día llegas al tope, donde no puedes más, has sacado tus mejores cartas, dándolo todo, y solo escuchas una voz dentro de tu cabeza que dice:
-¡Vamos, coño! Que será por tíos..
A lo que tu corazón le contesta:
+Lástima que a ti solo te valga el cariño de uno.

martes, 20 de septiembre de 2011

De cero a cien en un segundo, y de cien a cero en menos.

Te juro que el día en el que el mismo cielo se rompa y  caiga, estaré ahí, de pie, junto a ti, a tu lado, manteniendo la sonrisa, nuestra sonrisa. Me gusta esa palabra 'nuestra'. Engloba algo de dos, tuyo y mio. Y aun que hoy diga blanco, mañana negro; ahora sí, ahora no; Te espero, te olvido; sonrio, lloro; aun que hoy este feliz, y mañana triste; siempre habrá algo que no va a cambiar, y por mucho que decida o no intentarlo, siempre, siempre te voy a querer como una loca.
Y recuerda, que siempre es mi definitivo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Cerrado por vacaciones.

Creo que se merece un descanso por hacer el doble de su trabajo de vez en cuando, tal vez el triple de lo normal. Por latir cien veces más deprisa, por acelerarse y correr más que Usain Bolt. Por destrozarse, romperse, recuperarse, cicatrizar y seguir adelante. Por querer, dejar de querer, odiar y latir al mismo tiempo. Sí, creo que mi corazón se merece un descanso, un buen descanso. Pero el suyo es el peor de los trabajos, y ahí no hay vacaciones, así que solo le puedo pedir que afloje, por muy difícil que sea, aun que cuando te vea sea imposible que no se dispare. Maldito seas tú, tu mirada, tu sonrisa, tu todo.
Que entre tú y yo, ni siquiera piel con piel es suficiente.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Moradita hasta las trancas.

Estás hecho de otra pasta, eres raro, pero un raro adorable, muy adorable. Eres raro, muy raro. No digo diferente, digo raro. Siento el quererte ya casi como una obligación, y cuanto más difícil me lo pones, cuanto menos esperanzas me das, más me gusta el reto, más me gustas tú.
Te quiero, TE QUIERO

Cuando el amor te atrapa, tu vuelas.

He vivido amores y desilusiones, pero como lo ha hecho todo el mundo. Y, contigo no sé que me ha pasado, que cuando estoy cerca tuyo soy mejor, mucho mejor y, me siento bien, muy bien. Los segundos pasan rápido, tal vez demasiado, como si el tiempo se hubiera vuelto loco y, bueno, tal vez lo esté... Pero no más loco que yo, no más loco que cuando te miro.




















- Que sepas que me vas a hacer perder la cabeza.

Te prometo que siempre te voy a querer.

A veces las cosas improbables ocurren, y me gusta cuando ocurren.



jueves, 15 de septiembre de 2011

Vuelan corazones y pedacitos de mar.

Me gusta tu sonrisa, creo que lo mas maravilloso del mundo. Vayamos despacio, quiero disfrutar del momento, de este momento, cuando tu cara toma otro color, cuando las 7 maravillas se quedan pequeñas a tu lado. Tu risa se contagia mas rápido que el peor de los catarros, se me pega como la purpurina.
Y es que, la vida no se mide por las veces que respiras, si no por las veces que te quedas sin aliento. Y tú, tú me dejas helada cuando me miras y después me sonríes. Y cuando algo es realmente genial, prácticamente perfecto,  ¿qué necesidad hay de buscar cuando ya lo tienes? Pienso aprovechar hasta el último segundo de ti, pienso exprimir mi tiempo contigo como a un limón, sí, me gusta, me gustas.



- Y es que no sabes lo que siento cuando te hago sonreir.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Eres lo mejor que me ha pasado nunca.

Una vez escuché que el deseo no tiene límites, que una vida no tiene precio, una vez alguien me dijo que el tiempo no se para, que los relojes giran sin pedirle permiso a su dueño, que nuestro corazón late deprisa, que las lágrimas caen despacio. Una vez alguien me dijo que todo esto se multiplica cuando alguien aparece en tu vida, que el deseo se convierte en fuego cuando su mano toca tu espalda, que la vida no tiene precio pero a veces la vendemos a quien nos acompaña tan solo por una caricia, es cierto que el tiempo no se para, y que cuando más despacio intentamos que vaya más rápido van las agujas del reloj. Una vez alguien me dijo que un beso aceleraba aún más los latidos. Es cierto que un escalofrío recorre mi cuerpo cuando te busco y no te encuentro, es cierto que algo me impulsa a abrazarte y a desear que el tiempo se detenga, es cierto que tengo ansias de tus buenos días, pero tengo miedo a tus buenas noches. Quizás todo sea una exageración, quizás todo sea una mentira que alguna vez todos construimos para sentirnos mejor y no caminar solos. Quizás eso que siento cuando no llegas, ese miedo a no volver a verte, miedo a que mis lágrimas empiecen a caer despacio, miedo a que tus besos desaparezcan, a que tus abrazos tan solo aparezcan en mis sueños, pero cuando apareces todo eso se marcha, entonces las esperanzas y las ansias de ti vuelven, y es en ese momento cuando los te quiero afloran, cuando los sueños se convierten en realidad, cuando todos mis miedos quedan reducidos a simples pesadillas.
Una vez alguien me dijo que los mejores regalos eran los sueños y que tarde o temprano estos se hacen realidad, alguien me dijo que el amor no existía, que es tan solo una utopía, una vez alguien me dijo que es de esta utopía de la que sacamos ganas de vivir.


- Ojala todo fuera tan fácil como agarrarse y bailar.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sola es imposible

Puedes sentirte solo y estar en medio de un millon de personas, puedes gritar y que nadie te oiga, o preguntar y que nadie te conteste. Querer y no tener, luchar y no conseguir, pelear y no ganar, dar y no recibir.

Pero, ¿sabes qué? Habrá otros momentos en que estés solo pero te sientas rodeado de mil personas que te quieren. Sin decir nada, alguien sabrá que las cosas no van bien. Sin preguntar, te dirán lo que necesites oir, conseguirás cosas sin luchar, sobre todo aquellas que no quieras pero ganarás batallas sin dejarte la piel en el camino. Recibirás sin tener que dar nada a cambio. Y después de todo esto, alguien te enseñará que el único truco que sirve es seguir y sonreír, pase lo que pase. Y es que, en eso consiste la amistad, en querer cuando menos lo necesite, en estar ahí para lo bueno y para lo malo, en querer día sí, y día tambien, en sonreir, en devolver la sonrisa, en querer lo mejor para los tuyos, en demostrarlo. Por esas personas especiales, que estan contigo 13 meses al año.










Por los corazones rotos en San Valentín.

No todo lo que resplandece es oro, y no todo lo malo le pasa al vecino. ''Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar''. Tambien pasa, que cuando estas apuntito de tocar con la punta de tus dedos el mismo cielo, caes desde la mayor de las alturas, dejando así una ilusión por cumplir, y un gran boquete en el suelo.
 Lo malo llega cuando no te lo dicen. 

martes, 6 de septiembre de 2011

Como la vaca más pesada en los brazos más débiles.

Hace ya un tiempo, hicieron una encuesta a cien inter-nautas con el fin de saber que tres fotografías consideraban las mejores de la historia. La primera fotografía escogida fue una inreíble instantánea de la bomba atómica lanzada sobre Nagasaki. La segunda fotografía inmortalizaba la primera vez que el hombre pisaba la luna. Pero la tercera fue, con diferencia, la que más me gustó.


Mostraba dos enamorados besándose, mientras el mundo gira a su alrededor como si no hubiera mañana, llenos de felicidad, con esa cara de amor, prácticamente fundidos. Me gusta saber que entre las tres fotos más importantes de la historia están dos enamorados, congelados en un beso interminable, refugiados contra el olvido, resguardados de la soledad, solamente ellos dos, ella y él. Quizás es eso lo que sentimos cuando vemos fotografías antiguas, que por ellas no pasa el tiempo, que siempre estarán ahí, congeladas y que jamás cambiarán, como esos mosquitos atrapados en ámbar durante millones de años. El mundo sigue adelante, pero ellos se quedan ahí atrapados para siempre sin cambiar, como las fotos guardadas en una caja de zapatos.
-Nada es para siempre, y siempre es demasiado tiempo

lunes, 5 de septiembre de 2011

Perros con estómagos reversibles.

No me gusta trabajar con números altos, pero no me molesta cuando pienso en cuántas sonrisas me has sacado, ni cuando cuento el número de veces que has hecho que se me acelere el corazón, ni siquiera cuando pienso en todos los segundos que hemos pasado abrazados.


Tienes algo, no sé qué es, pero te hace ser especial. Ese algo que me vuelve loca, que hace que al llegar a casa me quede pensando en ti y recordando el tiempo que hemos pasado juntos. Tienes eso con lo que consigues sorprenderme cada día con algo nuevo que hace que te quiera un poco más.
Me das eso que todo el mundo quiere, eso que yo necesitaba, esa chispa de emoción y felicidad.

''Cada vez que tu sonríes, yo sonrío''

Tu sonrisa es como una ducha de agua fría el día mas caluroso de todo el verano, como un café ardiendo el día mas frío del invierno, como la flor más bonita de la primavera. Estoy tan acostumbrara a ella, que el día que no me regales una, sería como Nueva York sin su Estatua de la Libertad, como París sin su Torre Eiffel, Roma sin su Coliseo, El Paseo de la Fama sin sus Estrellas, es decir, que siguen estando ahí, pero no son lo mismo, les falta algo, algo indispensable, único, maravilloso, que forma parte de ellas... Falta la guinda del pastel, o la cumbre de un día (casi) perfecto.
'Dedícame una sola sonrisa, y seré feliz las 25 horas del día'


No digo diferente, digo raro.

 Supongo que si algún día tuviera que dejar todos y  cada uno de mis vicios, probablemente, el que más echaría (y echo) de menos, serías (y eres) . Sí, por raro que parezca, echaría de menos la forma en la que consigues sacarme de quicio, pero sobre todo la forma en la que consigues arreglarlo. Echaría de menos tu sonrisa, tu olor tan peculiar, cada una de tus rarezas. ¡Hasta echaría de menos tus imperfecciones!  Porque lo que te hace verdaderamente precioso, no son tus mejores cualidades, si no todos tus defectos.
     
         'No todo lo mejor es lo bueno,
                  ni lo malo, lo peor'

domingo, 4 de septiembre de 2011

Se necesitan dos para susurrar.

El silencio no está tan mal... Hasta, que veo mis manos y me siento triste, porque, los espacios que hay entre mis dedos, son donde los tuyos encajan perfectamente.

''Y, tantas veces como parpadee, pensaré en ti esta noche''
- Supongo que hay diferentes tipos de locura: de amor, de celos, provocada por una obsesión... Creo que la mía es la primera. Si pudiera autodiagnosticarme, probablemente, diría que es ascendente, ya que cada día, me roba un poquito más de cordura. No sé si será él, su sonrisa perfecta, su pelo, su olor, su forma de hablar, su mirada... Puede que sea un poquito de cada, pero cuando estamos uno frente al otro, mirándonos a los ojos, y le da ese rayo de luz en sus ojitos color chocolate, es una auténtica hecatombe.
Y que, joder,  si alguna vez me toman por loca, solo tú tienes la culpa.






Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?