viernes, 30 de agosto de 2013

It's like you're screaming, and no one can hear. 
You almost feel ashamed that someone could be that important;
That without them, you feel like nothing.
No one will ever understand how much it hurts.
You feel hopeless; like nothing can save you. 
And when it's over, and it's gone
You almost wish that you could have all that bad stuff back
So that you could have the good

jueves, 22 de agosto de 2013

FROZEN

La distancia no la hacen los kilómetros, la hacen las personas.
Existen diferentes tipos de distancias, la que se mide en kilómetros; y el sentimiento que se crea entre dos personas cuando comienzan a separarse. Por eso, no es lo mismo la absurda distancia de tu casa a la mía, a la que creas entre nosotros. 
Y cuidado con la distancia, que dicen que hace el olvido.

miércoles, 21 de agosto de 2013

AMOR

¿Sabes cuál es esa sensación de querer tanto que los dedos se te pongan en tensión?

Siempre me responde lo mismo: «Claro que lo sé, cada vez que te miro, te beso, te toco. Cada vez que me subo encima de ti y noto ese vértigo del amor. Cada vez que me miras y no me acuerdo ni de cómo me llamo. Claro que lo sé, cariño.»
Yo siempre le digo que no me entiende, que la sensación es siempre la misma, pero distinta. Es esa sensación que todo el mundo conoce y que todo el mundo ha intentado describir, pero que nadie lo ha logrado. Que Neruda o Salinas se intentaron acercar, pero que tampoco lo han conseguido. Esa sensación que nos intentan enseñar las películas. Eso que todos sienten.  ¿cómo se llamaba? ¿cómo te llamaba a ti?

«Amor. Así me llamas.»

Eso. Exactamente eso. Es amor. Pero solo lo entiendo si te llamo. Porque si no no tiene sentido. Dios, ¿y qué tiene sentido sin ti?  Sin ti, mis cicatrices no tendrían nombre. Y yo no tendría a quién echar de menos. «SIN TI NADA» Sin ti, solo un final con palabras de Sabina y con sabor a Romeo y Julieta:

«Y morirme contigo si te matas
Y matarme contigo si te mueres»


viernes, 16 de agosto de 2013

QUERERTE

Brillas tanto que cada vez que te veo pasar, pido un deseo. Pero nunca diré en voz alta que ojalá estés siempre conmigo, no vaya a ser que no se cumpla. Juro que eres mi persona favorita, un animal en peligro de extinción y la cosa más maravillosa. Tengo la sonrisa más bonita que me han provocado en la vida cuando estoy a tu lado, y mira, que yo la cerveza me la bebo a tu salud, aunque pierda la mía. Que por ti lo haría, y qué no. No ostento herida que no me hayas ayudado a cicatrizar, y


ninguna pena me duele tanto como aquellas que te he causado yo a ti.


Qué sería mi vida sin el corazón que me la da. Estoy hablando de ti, como siempre que guardo silencio con una sonrisa en los labios y la tuya detrás de los párpados.
Y mira, que cómo no íbamos a poder llenar todo este espacio que nos separa si tú un día conseguiste no dejar hueco al vacío que me colmaba a mí. La distancia no existe, es el olvido. Y yo prometo acordarme siempre de no olvidarte jamás. Agosto me sabe a chocolate y a marcas en los codos de las escaleras a las que el sol se asomaba para verte, y a risas y alguna que otra lágrima que lo único que empañaba era el futuro de vete a saber qué imbécil si osaba cruzarse conmigo, pero jamás tu ánimo.



Sin ti, los días pasan de mí.


Y yo de vivirlos con ganas.Cuando me pregunten dónde vivo sobre un mapa seguramente no sepa señalar mi casa, pero dime siempre dónde estás por si lo que quieren saber es cuál es mi hogarTú no cumples años, ellos te van a cumplir a ti lo que te de la gana, y esto quiero que lo sepas. Que me leas como me vives: con los ojos bien abiertos y esa sonrisa que cumple lo que promete.













Como esa canción que no puedes quitarte de la cabeza, pues tú igual, pero en mis manos.

viernes, 9 de agosto de 2013

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?