sábado, 30 de julio de 2016

Titanic

He venido a refugiarme al único sitio que me queda. Mi único sitio. Mi sitio. Mi. Sitio. Mío. Necesito encontrarme a gusto aunque solo sea por un rato. Me queda un 7% de tiempo para quedarme a gusto aquí. En realidad me queda un 8, pero siempre le he tenido tirria a ese número. 
No sé muy bien qué quiero decir hoy, y no sé como filtrar lo que sea que tengo que decir. Hablo desde el enfado, la rabia, el orgullo y la tristeza. Mi porcentaje de algo bueno es más bajo que la batería que me queda. 
También hablo desde la soledad. Porque lo he elegido. Sentirlo, no hablarlo. Me estoy "librando" de todas aquellas personas que lleven aroma del pasado. Todas. Hasta las más pesadas. 
Y lejos de sentirme libre me siento triste. Me siento en el suelo de la misma jaula pero con menos compañía. 
Decido apartarles de mi lado pero luego siempre les echo de menos. Me da pena y nostalgia acabar con años de amistad por mis demonios e inseguridades. Pero si no puedo convivir ni conmigo misma cómo  voy a convivir con nadie más. Mi barco se hunde, y yo con él.

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?