jueves, 15 de septiembre de 2011

Vuelan corazones y pedacitos de mar.

Me gusta tu sonrisa, creo que lo mas maravilloso del mundo. Vayamos despacio, quiero disfrutar del momento, de este momento, cuando tu cara toma otro color, cuando las 7 maravillas se quedan pequeñas a tu lado. Tu risa se contagia mas rápido que el peor de los catarros, se me pega como la purpurina.
Y es que, la vida no se mide por las veces que respiras, si no por las veces que te quedas sin aliento. Y tú, tú me dejas helada cuando me miras y después me sonríes. Y cuando algo es realmente genial, prácticamente perfecto,  ¿qué necesidad hay de buscar cuando ya lo tienes? Pienso aprovechar hasta el último segundo de ti, pienso exprimir mi tiempo contigo como a un limón, sí, me gusta, me gustas.



- Y es que no sabes lo que siento cuando te hago sonreir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?