viernes, 16 de marzo de 2012

CICATRICES QUE LLEGAN HASTA EL ALMA.

Nada de masajes con ropa, me arropa tu olor. Cuando te despiertes por la mañana, te prometo que seguiré ahí, a tu lado. Te dejo que me envuelvas con un par de besos, y termines por enlazarlo con una de tus sonrisas.
¿Sabes? Te quiero.

lunes, 5 de marzo de 2012

∞ · ∞

Doblemos a aquellos que juran quererse para siempre. Vayamos aún más adelante. Rompamos las reglas, los sistemas, los esquemas. Desordenemos las palabras, tentemos a la suerte. Que motivos nos sobran, y secretos nos faltan.

Lo quiero pero no puedo hacer nada por ello. Es como si estuvieses atascado entre mi fantasía y lo que es real. Solo me es necesario cuando lo quiero, lo quiero cuando no lo quiero. Me digo a mi mismo que me detenga todos los días. Tengo un problema y no se que hacer al respecto, incluso si supiese que hacer, no se si en realidad desearía salir de él. Me dejo llevar por lo que pienso.
Te has convertido en mi adicción, estoy tan encadenada a ti que apenas puedo moverme. Pero me gusta, y todo es por ti. Nunca es suficiente. Eres como una dulce droga porque pienso en ti cada segundo, nunca puedo terminar nada, solo creer que la proxima vez conseguiré algo. Sé que debería mantenerme alejado porque no es bueno para mi, yo lo intento y lo intento, pero mi obsesión no me dejará escapar.

sábado, 3 de marzo de 2012

Haré que me odies.

Creo que lo tiene mil veces más fácil el más adicto de los fumadores que yo. Eres el peor de los vicios, y he intentado desengancharme de mil maneras. No soy capaz. Cuando intento separarme esperas paciente hasta ver, aunque sea, el más minimo gesto de flaqueza por mi parte. Es entonces cuando atacas. Si me ves desarmada, ¿por qué lanzas tus misiles?

Quiero que sepas que directa, o indirectamente, estás acabando conmigo.

jueves, 1 de marzo de 2012

Con los pies en el suelo.

Después de un tiempo volando, estando en lo más alto, es hora de volver a la realidad. Fue bonito mientras duró, lástima que no tuviera futuro, y que ni si quiera llegara a comenzar.

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?