martes, 26 de marzo de 2013

Los botones de mi camisa tiemblan pensando en tus dedos.

¿Te he dicho alguna vez lo guapo que te pones cuando me miras con deseo?
¿Y esos ojitos de "voy a comerte aquí y ahora" que
crean más adicción que cualquier droga dura sin cortar?
Tengo que reconocerte que solo quería conjugar
tu boca con mi pecho a ver qué verbo nos salía
y al final, hemos inventado nuestro idioma.

Cuando olvide tu nombre y empiece a llamarte cariño
significará que cualquiera podría pasearse por mis noches,
pero mis mañanas serán sólo para ti.


-Y créeme, cariño, que esto es lo más bonito que le dije a nadie-

¿De verdad nunca te he dicho
que parece que mis manos se hayan hecho para recorrerte?
¿Y que tu risa es poner el cielo entre paréntesis?
Sólo puedo decirte que a estas alturas,
doy la vida por verte cada mañana,
tu culo recorriendo la distancia de la cama al baño
hasta llenarme los ojos de poesía.

No es que te eche de menos,

el problema es echar de más
todo lo que no tenga que ver contigo.
Y no me acostumbro a ver cómo robas suspiros cuando pasas
y esa forma tan tuya de comerte el mundo
como quien se fuma un cigarro de una sola calada.
Porque yo me conformaba con soñarte,
e imaginar cómo serías si no existieras
y de repente, apareces
a enseñarme que a veces, los sueños
despiertan a tu lado y te dan los buenos días
mientras te besan.

Y tienen los párpados hinchados

y todas las constelaciones caben en su espalda
y se te suben encima
y te hacen el amor de formas que todavía
no estaban inventadas.
Tengo que acostumbrarme a ti,
porque no puede ser que lleves diez minutos en la ducha

y ya te haya escrito cinco poemas.
BEBERNOS A MORRO.
No se puede ser fuerte con alguien que es tu debilidad.

jueves, 21 de marzo de 2013

El día después del día internacional de la felicidad.

¿Por qué poner una fecha para ser feliz? ¿por qué un día internacional de la felicidad? ¿y si justo ese día no lo eres? La felicidad es algo momentáneo, es algo que surge, que viene y  que va. Que puede durar un día, o durar un segundo. Hay gente que la encuentra y hay gente que la busca. Todos andamos detrás de la ''felicidad'', pero  no porque el calendario marque un día para ello tenemos por qué encontrarla. Es posible que sea el peor día del mundo, que estés triste y que sientas de todo menos felicidad. Puede que sean horas y horas de desastre. Y es entonces cuando llega alguien que da sentido a ese día, que por casualidad hace que el día de la felicidad cobre sentido. Que con solo mirarte te pone una sonrisa en la cara, y que cuando te giras te esconde unos cachitos de chocolate en la mochila. Tal vez ahí intervenga la suerte, la suerte de tener a alguien que sea capaz de hacerle feliz. Porque al final, todo se reduce a eso, a la suerte. La suerte de que aparezca alguien que saque lo mejor de ti. La suerte de que hayamos coincidido aquí y ahora. En el preciso instante.

La suerte que tengo yo no la tiene nadie.
BENDITA SUERTE LA MÍA

domingo, 10 de marzo de 2013

Esas.

Por esas personas que están contigo en las buenas, solo en las buenas. Por esas personas que tratan de que perdones todo, pero luego ellas no perdonan nada. Por esas personas que solo son capaces de decir lo que piensan a través de murmullos, dejándolo caer. Por esas personas que te dejan de lado por el sexo opuesto. Por esas personas sin opinión propia, personas que parecen camaleones adaptándose en cada momento a la situación, y adoptando la personalidad que les conviene. Por esas personas que te sonríen y les duele. Por esas personas que son capaces de pisar a los demás con tal de conseguir lo que quieren. Por todas y cada una de esas personas que vivirían de cine solas, de una manera individual, con la única pega de que no tendrían a nadie a quien restregárselo y presumir de sus logros. Que vivan. Que viva el individualismo, el egoísmo y las apariencias. Que viva lo falso, lo oculto, el cumulo. Porque cuando el egoísmo es más grande que el cariño que se tienen dos personas ya no hay nada que hacer. Esto estaba tocado, muy tocado. Y ahora... Ahora ya está hundido.
La confianza es algo que tarda años en construirse, y puede ser destruida en una sola acción. Quince son los años empleados en construir esta, y a penas un par de acciones en destruirla.
MI SONRISA ES MÍA.
Buen intento si pensabas quitármela.

martes, 5 de marzo de 2013

Tu manera de mirarme.

Podría decirte más cosas con una mirada que con miles de entradas.
Porque, ¿y lo bonito que es mirarse como dos tontos perdidos, absolutamente locos el uno por el otro, cargados de amor hasta los huesos, y con unas ganas de deseo insuperables? ¿Y lo bonito que es mirarte y que me mires, sonreírte y que me sonrías, sacarte la lengua y recibir un guiño a cambio? Tan solo hay algo, una cosa, un ente, un ser, alguien más bonito que todo esto junto, e incluso más que el resto de cosas del mundo. Creo que tú y yo sabemos qué (quién) es. Creo.
Late aunque lo ate, tu corazón es mío, no hay rescate, no hay debate
NO HAY NADA COMO NOSOTROS.

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?