martes, 20 de septiembre de 2011

De cero a cien en un segundo, y de cien a cero en menos.

Te juro que el día en el que el mismo cielo se rompa y  caiga, estaré ahí, de pie, junto a ti, a tu lado, manteniendo la sonrisa, nuestra sonrisa. Me gusta esa palabra 'nuestra'. Engloba algo de dos, tuyo y mio. Y aun que hoy diga blanco, mañana negro; ahora sí, ahora no; Te espero, te olvido; sonrio, lloro; aun que hoy este feliz, y mañana triste; siempre habrá algo que no va a cambiar, y por mucho que decida o no intentarlo, siempre, siempre te voy a querer como una loca.
Y recuerda, que siempre es mi definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?