domingo, 29 de abril de 2012

Tout et rien.

No te acostumbres a algo, a querer cada mañana y a esperar una rosa cada San Valentín. No des lo mejor de ti a nadie, ni pretendas recibir lo mismo. No dejes que alguien sea todo para ti, que te de los buenos días, y sus mejores noches; porque el día que se vaya no te quedará nada.
Goodbye, my lover.

lunes, 16 de abril de 2012

Vacía como el corazón de un rico.

Me quemas. Quemas mucho. Ardes. Me haces daño. Pero, mírame. Sigo aquí. Donde siempre. Esperando. Esperándote. Esperándonos. Paciente. Quemándome. Consumiendome como una vela sin fin.
Dicen que el tiempo lo cura todo, que no hay alegría sin pena. A  mí el tiempo no me ayuda, me destroza. Me destrozas. Cuando me ves desarmada, lanzas tus misiles. Jaque Mate. Punto, set y partido. Tú ganas. Me ganas.

martes, 3 de abril de 2012

Tú para mí, yo para ti.

Puede que haya tomado el camino equivocado y me esté agarrando a un clavo ardiendo. Puede que todas mis esperanzas y expectativas se basen en un error por tu parte. Puede que no me quieras, que no estés lo suficientemente obsesionado. Quien sabe, a lo mejor creo en algo que ni siquiera existe.
La verdad, no me preocupa. Hay gente que cree en hadas y unicornios, en la mala suerte, en el cielo y el infierno. Personas que son capaces de recorrerse medio mundo a gatas solo por aquello en lo que han depositado su fe, sus esperanzas. Y mira, algunos locos creen en los milagros. Otros en que la desgracia la llevan los gatos negros y los espejos rotos. Y yo, yo creo en nosotos.
(Si existes no puede ser imosible)

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?