miércoles, 21 de septiembre de 2011

Y volaron pedazitos de corazones rotos.

Es muy bonito eso de: le voy a esperar porque le quiero, aguantaré lo que sea, no puedo vivir sin él, y todas esas frases que todos hemos dicho alguna vez en esos momentos cuando nuestro corazón está fatigado y busca cualquier escusa o mentira para aferrarse a algo que no existe, que no es suyo. Pero un día llegas al tope, donde no puedes más, has sacado tus mejores cartas, dándolo todo, y solo escuchas una voz dentro de tu cabeza que dice:
-¡Vamos, coño! Que será por tíos..
A lo que tu corazón le contesta:
+Lástima que a ti solo te valga el cariño de uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?