martes, 15 de diciembre de 2015

Resaca.

Lo peor que me ha pasado este verano ha sido enamorarme. Enamorarme mucho. Enamorarme de su frío, de su verde y sus carnes. Enamorarme de su gente, enamorarme de su idoma.
Lo peor que me ha pasado este verano ha sido enamorarme de Irlanda. Enamorarme de sus pubs, de su música, de sus calles... Enamorarme de mí. De cómo era allí.
Enamorarme de un sitio que no es el mío lo único que me hace pensar es que no era mío. Este no es mi sitio, no es mi gente, (Contradiciendo a SKA-P) no son mis calles... 
Me encanta Salamanca, me parece la ciudad más preciosa que hay. Cuando vine de Irlanda la veía incluso más preciosa si cabe... Pero no puedo ser como era allí, ni puedo quererme como me quería allí. 
Creo que este no es mi sitio, y cada día lo tengo más claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?