viernes, 2 de diciembre de 2011

Te querré siempre, no lo olvides.

Aprender a decir adiós a la esencia de tu vida, a la guinda de tu pastel, al caramelo que está en el interior de un choco-clack; es decir, a esas pequeñas cosas (que tú para mi no eres pequeño, eres enorme, el mejor personaje de mi absurda película) que le dan ese toque de color a tu existencia, es dificil, muy dificil.
A veces echo de menos eso que nunca hemos tenido, aunque a veces nos hemos quedado cerca, muy cerca.
Otras, sin embargo, te echo de menos a ti. Se van alternando. No sé cuál es peor: si el mono de no tenerte, o el mono de tu ausencia.
Siento decirte, que nuestro capitulo queda cerrado, nuestra historia atrapada entre las páginas del libro, para siempre. Cerrada con llave e imposible de retomar.
Me gustaría y deseo con todas mis fuerzas, que esto fuera un 'hasta luego' en vez de un 'adiós', pero no puede ser, hay cosas que no tienen cavidad en esta vida, y un 'nosotros' es una de ellas.
Un inicio supone un origen, un cambio entre algo que no existía y comienza a nacer; un antes y un después que siempre va determinado por un final, porque todo tiene final. Y este tambien supone un cambio, una diferencia en tu vida entre una costumbre, algo cotidiano, que te hacía sentir bien, y el fin del mas recomfortable de tus vicios (hablo de mi caso ya que hay finales buenos y malos)
Aquí termina todo. Aquí acaban nuestras sonrisas, nuestros 'te quiero como a nada en este mundo', nuestros 'ahora y siempre'. Aquí se rompen todas las promesas habidas y por haber. Aquí cada uno tomamos un camino, separando nuestras vidas, separandonos a nosotros. Este, es nuestro punto y final. Archivamos nuestra historia, acabamos nuestro cuento.
Puede que me sea más que dificil mantener mi postura, pero no puedo dar macha atrás, no puedo retractar mis actos. Esto no es algo con fecha de caducidad ni opcional, es una decisión necesaria y permanente.
Solo me queda decirte: Nos encontramos como siempre, en mi quinto sueño.
Te quiero, no lo olvides

6 comentarios:

  1. No sabes lo muy identificadda que me siento con esta entrada pero, ¿cómo sabes que no será un punto y aparte? yo a veces tengo serias dudas.

    ResponderEliminar
  2. Porque ya llevo demasiados puntos y aparte...
    Y una acaba gastando todas sus fuerzas, y ahora digamos que estoy sin reservas.

    ResponderEliminar
  3. Afortunada la persona a la que se dirige, no debería olvidarlo nunca.

    ResponderEliminar
  4. Inevitablemente siento lo mismo que tú, lo peor para mi es afrontarlo...

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?