miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mucho más que mucho, y muchísimo más que más.

No puedo evitarlo. Supongo que en el fondo somos un poco masocas, nos gusta sufrir. Y sino, que alguien me explique por qué cuando peor estamos, nos ponemos a escuchar canciones que lo único que hacen es recordarnos algo que nos duele, emocionarnos, hacernos pensar, llorar, daño...
Pero es así el ser humano es inmensamente imbécil, y nada ni nadie va a cambiarlo, por fortuna o por desgracia.
La mente humana es un campo desconocido para todo aquel que intenta estudiarla. Somos capaces de crear clones de un animal, lanzar cohetes al espacio, crear una civilización y organizarla de tal manera que funcione (más o menos), tener varias lenguas y entendernos gracias a traducciones, somos capaces de mucho. Sí, capaces de todo menos de controlar nuestras emociones, aguantarnos la risa con nuestros amigos, y llorar cuando nos enamoramos. A lo mejor no existe explicación para esto, a lo mejor son cosas que no tienen respuesta alguna, y no hay más.

4 comentarios:

  1. Hermosa entrada :) Me encanta!! La verdad es que todo es tan complicado de explicar, y somos ha veces tan listos y a la vez tan tontos...

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razon llevas en todas tus entradas, me encanta tu blog es increible(:
    El otro dia me sacaste una sonrisa con tu comentario asi que ahora espero hacerte sonreir yo a ti: Desde ahora te sigo y prometo que me pasare varias veces por semana a ver tu blog ^^ Un beso! (L

    ResponderEliminar
  3. Pero aún así buscamis esas respuestas. En el fondo, creemos que existen...

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?