sábado, 19 de noviembre de 2011

Hay cosas inevitables...

No puedo prometerte que no derramaré ni una sola lágrima cuando vea que no soy ni la primera, ni la única. Cuando vea el afecto que muestras por otras, o cuando vea que soy una más, y a veces ni eso...
Lo único que puedo prometerte es que nada dura eternamente, y aunque me encantaría ser inmortal contigo, no es posible. No sé si me puedo conformar con una vida contigo, pero mejor una que ninguna...
Aunque quisiera, soy incapaz de separarme de ti, tienes algo, no sé si es tu olor, tu pelo, tu sonrisa, tus ojos.. no lo sé, solo sé que me vuelve(s) loca, y que no puedo seguir así.. Es ahora cuando tengo quee sacar mi fuerza de voluntad, y aguantar como una leona.


Aprender a vivir solo con lo imprescindible.

4 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes! :) Me ecanta tu blog! Cada día lo visito! Animo y un besitoo :D

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu blog, pásate por el mio si quieres, se parece bastante. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias:) Ya me he pasado, y sí, es genial!
    Te sigo, un beso!

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?