viernes, 18 de noviembre de 2011

El futuro siempre puede cambiar.

¿Sabes qué es lo que más me gustaría? Despertar una noche. Mirar a mi lado. Ver que estás ahí, contemplándome mientras duermo. Creando una melodía entre nuestras respiraciones. Tus dedos jugando a enredarse en mi pelo. Oír, antes que nada: ''Buenos días, princesa''

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?