martes, 18 de octubre de 2011

Lo prohibido se vuelve tentador.

Dices buenos días, cuando es media noche. Tomas helado en invierno, chocolate caliente en verano. Sales cuando todo el mundo entra. Bajas cuando todo está arriba. Corres cuando hay que ir despacio. Empiezas la casa siempre por el tejado. Tocas el cielo con las manos. Hablas cuando hay que callar. Quieres cuando te odian, odias cuando te quieren.

Estamos todos muy perdidos... Será la radiación de los móviles.








2 comentarios:

  1. Bueno, es que a veces a uno le entran ganas de hacer cosas raras...puede que sea el cambio climático, también; una vez vi una peli y a los animales se les iba la pinza :DD

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?