miércoles, 19 de octubre de 2011

Adorable, muy adorable.

Si todo el mundo fuera como tú, no existirían las penas, te lo aseguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?