sábado, 13 de septiembre de 2014

Abrasada.

Me siento como si me hubieran pasado cinco elefantes por encima del corazón. Perder poco a poco a la persona que más quieres es igual que estar atada viendo como se va sin poder detenerlo. Tener un gatillo sobre el corazón que no se dispara, y que no sabes si lo hará. Ni cuándo.
Hay personas que no creen en lassegundas  oportunidades, pero nadie se imagina el anhelo con el que yo espero la mía. Y no sé si existen dioses suficientes a los que rezar para que llegue. 



PUM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?