miércoles, 3 de abril de 2013

Cuestión de prioridades.


Lo peor de un laberinto es averiguar que no tiene salida,
o que todas las tienes tú,
porque entonces mi guerra es contigo o contra todos.
Pero que voy a contarte a ti de guerras,
si en mi cama libramos la mejor de las batallas.

Lo jodido es que trajeras el abismo y las alas
y que solo te llevaras lo segundo.
No hay peor abismo que aquel en el que el eco
siempre me sostiene la mirada.

Fumarme mi último cigarro a medias contigo,
deberías habértelo tomado como una declaración de intenciones.
Estaba dispuesto a compartir hasta la vida
-o la muerte, según se mire-

Te he visto llorar de pena mientras reías por salvarte
y eso, debería estar considerado
como el peor de los pecados capitales.
-A tu risa, ni rozarla-

Si me dejas arrancarte otra vez el picardías,
te juro que esta vez aprendo a hacerme el muerto
y no respiro hasta que tú me beses
y bailo al son de tus palmas
y me paso la noche aullando en cinco idiomas diferentes
hasta ponerte el sol en tu ventana.

Tengo cada tarde de domingo subiendo por la espalda
y no sé si es peor tu ausencia o pensar quién será el poeta
que ahora te escriba "la vida es lo que escondes debajo de tu falda".

También puedo lamerte los tacones
hasta que te brillen los ojos,
o coserte a besos las heridas,
o encenderte con cerillas las razones,
y hacer del amor un deporte
en el que tú y yo ganemos la medalla de oro.

Me prometiste un doctorado en lencería,
sin embargo llevo cinco másteres ya en geografía
para indicarte todos los caminos que hay,
por si los hubieras olvidado,
desde mi boca hasta la tuya.

Si me pides que te espere, paro el tiempo
y espero en la estación a que regreses.

Mi vida es ir sin frenos y en caída libre
y mis peores huidas las hice hacia delante:
He llegado a prometer la luna
como quien se toma un café a media tarde
y claro, luego vienen las decepciones,
porque las musas cobran caro cada abrazo que dan.

Ya sabes lo que estoy dispuesto a hacer por ti
¿olvidarte? Eso pídeselo a otra
-no sé  quién te piensas que soy-

(Enterrarme en tus caderas)
(Date la vuelta, mírame, ponte mas cerca que quiero saber a que sabe tu piel cuando te despiertas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?