lunes, 16 de abril de 2012

Vacía como el corazón de un rico.

Me quemas. Quemas mucho. Ardes. Me haces daño. Pero, mírame. Sigo aquí. Donde siempre. Esperando. Esperándote. Esperándonos. Paciente. Quemándome. Consumiendome como una vela sin fin.
Dicen que el tiempo lo cura todo, que no hay alegría sin pena. A  mí el tiempo no me ayuda, me destroza. Me destrozas. Cuando me ves desarmada, lanzas tus misiles. Jaque Mate. Punto, set y partido. Tú ganas. Me ganas.

4 comentarios:

  1. A veces del dolor al amor hay un paso...

    ResponderEliminar
  2. Buf, hay veces que el amor duele, mira, yo estuve enamorada de un chico 2 años y nada, dolor, lejanía. Deja pasar el tiempo e intenta olvidar, aunque sé que es muy difícil, porque mira, dos años y ahora quiero muchísimo a una persona que me hace ser feliz. El tiempo hace cambiar las cosas! Un beso^^

    ResponderEliminar
  3. Nunca pierdas la fe en ti misma...y tu capacidad de resistencia. Resulta increíble....que no te toque descubrirla, tan joven ;)

    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!!(; Soy la dueña del blog http://vivalaleydeltemor.blogsot.com, pasate por el que te he dejado unas preguntitas, un beso :D

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?