martes, 3 de abril de 2012

Tú para mí, yo para ti.

Puede que haya tomado el camino equivocado y me esté agarrando a un clavo ardiendo. Puede que todas mis esperanzas y expectativas se basen en un error por tu parte. Puede que no me quieras, que no estés lo suficientemente obsesionado. Quien sabe, a lo mejor creo en algo que ni siquiera existe.
La verdad, no me preocupa. Hay gente que cree en hadas y unicornios, en la mala suerte, en el cielo y el infierno. Personas que son capaces de recorrerse medio mundo a gatas solo por aquello en lo que han depositado su fe, sus esperanzas. Y mira, algunos locos creen en los milagros. Otros en que la desgracia la llevan los gatos negros y los espejos rotos. Y yo, yo creo en nosotos.
(Si existes no puede ser imosible)

5 comentarios:

  1. Caminos duros. Sentimientos que se han generado cosas que pueden ni haber existido... Este texto me ha gustado mucho :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. bella entrada♥
    lo importante es creer,i luchar x ello,besitos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado! Todísima la razón, paso de creer en horóscopos que me digan que va a pasar, porque yo creo en mi misma y en lo que haga. Un besito muy grande:)

    ResponderEliminar
  4. La fé hay que ponerla en ti misma, que eres la que mueve los hilos de tu vida, no en la mala suerte ni en la superstición. (:
    Hacía mucho que no me pasaba por aquí, espero verte por mi blog (:
    http://piezaapiezafabricomimundo.blogspot.com.es/
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. te felicito por lo bello que es el blog, lo mejor para vos. besulisssss ♡

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?