miércoles, 24 de junio de 2015

 This summer is gonna hurt like a mthrfckr.

Me afino porque sé que tengo que empezar a entonar. Entonar el "mea culpa". No sé por qué ha pasado tanto tiempo desde la última vez que escribí algo. O sí. Tampoco sé por qué vuelvo ahora. Casualidades. O no. Igual no es casualidad que me ponga a escribir después de meses (muchos) y reciba un mensaje. Un mensaje que, bueno, supone mucho y sorprende poco. De la misma manera que yo no me sorprendo al observar impotente las consecuencias de un error. Porque todo tiene consecuencias, tanto para bien como para mal. (Puede que esto sea el principio de)
Acción-reacción. 

Acción es lo que me ha faltado para escribir. Reacción es lo que me ha sobrado. Malas reacciones, y tambien malas decisiones. 

Y volviendo a mis errores, (volviendo a hablar de ellos, quiero decir, espero. Igual que espero que pase el verano. Este año, todavía no sé si por suerte o por desgracia, por acierto o por error. Otro error, vaya. En fin, no sé si es castigo o recompensa. Quizá sea necesario privarme de un verano para encontrar, y ver. Y sobretodo pensar. 
Y también conocer. Y conocerme. 
Es curioso que según me voy conociendo más nos conocemos menos.)
Y volviendo a mis errores, y entonando de nuevo, nada me salva de todo esto. Quien lo rompe lo paga. Yo lo he roto, yo lo pago. Yo he puesto el goterón que ha colmado el vaso. 
Joder, que he cometido el error que siempre he estado pensando recibir. 
No me preguntes por qué. No sabría responderte, porque creo que ya no sé escribir. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?