miércoles, 17 de septiembre de 2014

Directo al corazón.

Las noches son pesadilla. Y estoy bien despierta, aunque no sabe nadie cuanto deseo que alguien me pellizque. Y despertar, y que sigas aqui, conmigo. 
Podré dormir, pero ya no sé soñar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?