sábado, 8 de junio de 2013

Y besarte lo que pueda en el tiempo que nos queda

No es fácil deshacerse de algo que te gusta. Ver como se van perdiendo las mejores costumbres, ver como cada día nos acercamos más a nada. Tampoco es fácil pensar en un día sin ti. Es muy difícil desacostumbrarse a tu olor por las mañanas, o a que ya no me digas más lo (no) bonita que estoy. Yo solo quiero estar contigo por muy difícil que sea.

Es como cuando tu camiseta favorita se desgasta. Sabes que tiene los días contados,
 pero aún así deseas con todas tus fuerzas que no se rompa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?