sábado, 3 de noviembre de 2012

Raro

No sabemos muy bien cómo empezó todo esto, tampoco sabemos desde cuando, ni el por qué. Sin darnos cuenta mira donde estamos, no sé cuanto tiempo después, más juntos que nunca. Rompemos el molde de lo común, pero es eso lo que me gusta, que es diferente. No somos como los demás. No tenemos una fecha a la que adorar, tenemos algo mucho mejor, un número común que llevamos a la espalda de etiqueta en algo que nos gusta. No nos escribimos parrafadas diarias diciendo todo lo que sentimos; un ''te quiero'' de los nuestros tiene mucha más fuerza que mil palabras explicando el por qué. Es mas, nos sobran las palabras. Podríamos entendernos a la perfección sin ellas. Y es que ellos no saben nada, no tienen ni idea. Tampoco importa, mientras tú y yo sepamos quienes somos, lo demás sobra.

Es tan frecuente como extraño, si no puede hacerte daño, no te hará feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?