jueves, 20 de septiembre de 2012

Eres irresistible.

Es importante que la inspiración te pille trabajando. Es importante perder la razón, imprescindible que sea en tu cuarto. Es importante saber que soy yo en quien piensas cada noche al acostarte. Es importante saber lo importante. No es imposible ganar sin jugar ni llegar sin arriesgarte.
Pero lo cambio todo por tus manos quitándome la ropa.
Muérdete otra vez el labio y juro que caigo a tus pies.

2 comentarios:

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?