miércoles, 22 de agosto de 2012

Cuidado, que al lobo se le ven las orejas.

La capacidad de recordar es lo que distingue al hombre. Somos la única especie que se preocupa por el pasado. Nuestros recuerdos nos otorgan voz, y son testigos de la historia para que otros puedan aprender, para que puedan celebrar nuestros triunfos y olvidar nuestros fracasos.
Lo bueno del pasado supera el presente.
Y también te diría que dos y dos son cinco, pero perdería credibilidad.

2 comentarios:

  1. Creo que no podemos saber si el pasado supera al presente porque no podemos comparar un sentimiento actual con el recuerdo de un sentimiento.

    ResponderEliminar
  2. Algunos recuerdan muy a su pesar. :-/

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?