martes, 17 de julio de 2012

[Ahora viene el viento de otro lado.


Lo que me llevarán serán mis pasos, no el camino. ¿No ves que siempre vas detrás cuando persigues al destino? Siempre es la mano y no el puñal, nunca es lo que pudo haber sido. No es porque digas la verdad, es porque nunca me has mentido. No voy a sentirme mal, si algo no me sale bien. He aprendido a derrapar y a chocar con la pared. Que la vida se nos va, como el humo de ese tren, como un beso en el portal, Antes de que cuente diez .
#Déjame el timón]

1 comentario:

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?