jueves, 17 de mayo de 2012

Recuerdo cada puesta de sol, cada palabra que dijiste.

Lanza aquí tus miedos para que yo te los guarde. La esperanza es lo último que se pierde. Que quien quiere puede, y que no adelanta quien no se mueve con confianza, porque la desconfianza es la peor frontera. La mayor de las barreras, y más si es en ti mismo. Enfréntate a ese abismo, no hay más maneras de que lo puedas hacer. ¿A qué esperas? Tú tienes que ser únicamente quien tú quieras. Solo tenemos el instante del presente, el pasado ya pasó, el futuro está delante, aprovéchalo. Porque de ti depende quién, cómo, cuando y dónde.


Dices que te gusta la lluvia, pero abres el paraguas cuando llueve. Dices que te gusta el brillo del Sol, pero buscas la sombra en un día soleado. Dices que te gusta el viento, pero cierras la ventana cuando sopla. Por eso tengo miedo cuando dices que me quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?