lunes, 30 de enero de 2012

Inconformistas, insaciables.

Ya no encuentro la diferencia entre el bien y el mal, la diferencia entre amor y odio. El no saber si abandonar o intentarlo un poquito más. He perdido la ilusión por la magia, y la fe en la felicidad. Ya no le veo encanto a los cuentos, ni soy capaz de reír siendo natural. Parece como si la vida me usara como marioneta sin corazón ni vida, que solo realiza el papel que le toca. De verdad, ¿existe la felicidad? ¿El verdadero amor? Me suena todo tan lejano y desconocido… Dicen que mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, pero de ser así, nunca avanzaríamos. Seríamos estatuas que se conforman con ver el Sol, cada día, desde el mismo punto.

5 comentarios:

  1. Cada uno ve las cosas de diferente manera, eso es lo bueno. besooos

    ResponderEliminar
  2. Yo muchísimas veaces pienso lo mismo, que si el amor verdadero y la felicidad de verdad existen, y la verdad es que creo que si, la verdad es que aun no he perdido la ilusión por encontrarla algún día, pero cuesta, y no poco... Un besoo:)

    ResponderEliminar
  3. Desde mi punto de vista, son etapas. Etapas en las que vemos todo negro porque en algo nos fue mal. Etapas en las que decimos que nada nos puede ir mejor, porque estamos en buenos momentos. Cuando nos enamorados y sentimos queridas, creemos en el verdadero amor, cuando pasa lo contrario no. La felicidad se da de a momentos, muchas veces llegan y no la disfrutamos, pero cuando desaparece, la queremos. Es muy bipolar la vida. Te entiendo mucho todo lo que decis. Espero que andes mejor, besitos enormes. AH Y ÁNIMOS :)

    ResponderEliminar
  4. Como bien dice el anterior comentario son etapas!
    Y éstas pasan antes de que te des cuenta.
    Ánimo^^

    ResponderEliminar
  5. Yo creo qe si existe la felicidad y el amor. Solo qe momentos de la vida pensamos qe no existen y no sabemos para qe vivimos, pero luego a lo largo de la vida te das cuenta porqe hemos nacido aqui.
    besiitoos ^^

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?