lunes, 7 de noviembre de 2011

La vida crece entre los matices.

Soy la primera que odia dar algo por imposible, pero es así. Por mucho que busquemos textos y palabras motivacionales, hay cosas lejos de nuestro alcance. No las llames imposibles, si no quieres; pero son tan sumamente improbables, que practicamente rozan el nunca y el jamás. Y es así, muchas de las cosas que te propongas en la vida, muchas metas y sueños, se quedaran solo en eso, un hecho irrealizable, abandonado por el destino y por nosotros mismos.

¿Ahora i Siempre? Una de esas metas, que espero que me hagas cumplir y no dejar en el olvido. Me lo prometiste, nos lo prometimos.


¿Nada es imposible? te podría dar más de mil ejemplos de cosas que sí lo son.
¿Estamos entre ellos? Dios quiera que no.

3 comentarios:

  1. Impossible is a word too big. Así que (casi) siempre se puede hacer algo. Y luego, que pase lo que pase, después de haber luchado bien ;)

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!!
    Siempre quedará un plan B, aunque muchas veces por miedo o simplemente por no saber que existe no lo usamos! Un beso :D

    ResponderEliminar

Escribo una vez cada lustro. ¿No quieres perdértelo?